Back

¿Por qué todas las páginas web parecen iguales? ¡Quiero diferenciarme!

Si ves que tu página web no tiene las visitas esperadas, que los tiempos de permanencia son mínimos y que la tasa de rebote es más alta que Fernando Romay subido a una silla, puede que tengas un problema con la usabilidad de la página.

Y es que en te post vamos a hablar y mucho de la usabilidad de las páginas web en internet. Muchos han sido los proyectos que hemos realizado y una cosa que siempre tenemos en cuenta a la hora realizar una nueva página web es la forma de usar la página y el objetivo que pueda llegar a tener el público objetivo con esta.

¡Hay que darle al público, lo que el público quiere! Solo de esta manera conseguiremos diferenciarnos de nuestra competencia y hacer que nuestra web no sea igual a todas las demás.

Pero, te preguntarás ¿y qué es? Pues bien, es una de las características más importantes a la hora de diseñar una web y tiene en cuenta el comportamiento del usuario en la misma, es decir, es la forma en que se navega dentro de una página web.

Por otro lado, está la definición oficial de usabilidad que nos proporciona la norma internacional ISO 25010: “la capacidad del producto software para ser entendido, aprendido, usado y resultar atractivo para el usuario, cuando se usa bajo determinadas condiciones”.

Parece fácil, pero ya os decimos que no lo es. Para diferenciarse de los demás y huir de los templates hace falta mucho trabajo, y no decimos que los templates sean malos, ya que nos pueden servir como una buena base para colocar los cimientos de nuestra web y a partir de ahí trabajar en un diseño bonito, eficaz, usable y que aporte una experiencia de usuario recordable.

Para mejorar la usabilidad de nuestro sitio web debemos tener en cuenta ciertos factores:

  1. El tiempo de carga. El tiempo que tarde una web en cargar es determinante para que el usuario continúe, o no, navegando por la web. Si las imágenes o el contenido tardan mucho en visualizarse es más que probable que el usuario decida abandonar el sitio web.
  2. El diseño. Es muy importante que el diseño sea limpio y claro, la información esté organizada y el usuario encuentre fácilmente lo que busca.
  3. La accesibilidad. Un factor muy importante, si con un sólo clic el usuario llega a donde quiere o encuentra lo que busca, existen más probabilidades de éxito. No vale solo con un diseño limpio y atractivo, debe ser además práctico y funcional.
  4. La coherencia. Todo debe tener sentido en la web, no debemos caer en el error de repetir contenido, pedir información irrelevante en formularios o no hacer rollovers en botones lleva a confusiones dentro de la web.
  5. La claridad. Contenido claro y conciso para el usuario, si algo es más fácil de explicar con una imagen, mucho mejor.

Pero, controlar solo la este aspecto no hará que consigas tener un sitio web diferente y que te haga destacar por encima de tu competencia, digamos que es lo primordial, lo básico; pero lo que queremos, de verdad, es destacar, encantar a nuestro público, dejarlo con ganas de más, hacer que se conviertan en consumidores asiduos y prescriptores de nuestro sitio web. Para ello tenemos que dar una experiencia de usuario realmente buena, y esto ¿cómo se consigue?

Pues bien, la experiencia de usuario bebe más de la psicología del propio individuo online, una buena experiencia de usuario destaca por enfatizar ciertos valores como:

gráfico valores de la experiencia de usuario

Un combinado de las fuerzas de la usabilidad y la experiencia de usuario hará que nuestra web tenga algo especial y que guste a nuestro público.

Si buscas crear una página web distinta y diferenciarte de tu competencia conoce qué es lo que busca tu público objetivo y pónselo fácil, aunque a veces hacerlo fácil sea un trabajo realmente complicado, pero para eso estamos nosotros para echarte una mano en todo lo que te propongas.

Alberto Cintas
Alberto Cintas