Back

El mejor truco SEO para posicionar tu web

En este artículo vamos a darte el mejor truco SEO que puedes utilizar para que tu web comience a generar más visitas. Quizá pueda resultar algo presuntuoso, lo sabemos, pero con él queremos hacerte ver cómo de importante es una faceta que a veces se descuida. Porque cuando pensamos en Google -y solo en Google- a la hora de generar nuestros contenidos, quizá estemos cometiendo un gran error.

Somos conscientes de que los resultados que ofrece son lentos y a veces nos exigen inmediatez en el rendimiento de las ventas. Aun con todo esto, el posicionamiento SEO es, junto al branding, la estrategia más rentable de un negocio online a largo plazo. Ambas suponen una estrategia y un presupuesto constante que no debe ser descuidado. A cambio, nos ofrece la posibilidad de consolidar un activo que genera ventas y consultas en nuestra página web las 24 horas del día, los 365 días del año. Todo ello, con un techo de rentabilidad mucho más alto que la publicidad en Internet.

En un entorno digital en el que prácticamente la totalidad de los usuarios utiliza un buscador cuando navega por Internet, resulta difícil entender que una marca no tenga una estrategia SEO que le permita aparecer en las búsquedas de los usuarios. Si tu marca no lo está haciendo, está perdiendo oportunidades de generar ventas.

Sin embargo, también somos conscientes de que el SEO es caro. Supone un trabajo constante que tu equipo de marketing o tu agencia debe hacer, y eso requiere mucho de su tiempo y, por tanto, del dinero de tu empresa.

Aquí viene el mejor truco SEO

Déjanos decirte que, si no tienes reservado un presupuesto para la estrategia SEO de tu empresa, deberás hacerlo en el futuro. Mientras tanto, déjanos darte el mejor consejo SEO que podemos ofrecerte: El mejor truco SEO para posicionar tu web es pensar en el cliente. Te lo vamos a explicar de una manera muy sencilla.

Google es una herramienta que está en desarrollo constante. Detrás tiene a un equipo de matemáticos, desarrolladores, expertos en big data… que hacen que su algoritmo evolucione. Todas sus decisiones y modificaciones persiguen un objetivo claro: Ofrecer la mejor respuesta al usuario.

Por eso, siempre que tú o tu equipo realicéis cualquier tipo de contenido en tu web, deberéis haceros una pregunta muy sencilla: ¿Es sencillo, cómodo y útil para el usuario? Persigue estas tres cualidades y ya serás, al menos, un profesional SEO-friendly.

Otros trucos SEO que te serán de ayuda

Obviamente, tener en tu equipo o en tu agencia a un experto SEO siempre te hará tomar mejores decisiones. Ellos conseguirán que los contenidos de tu web sean más visibles en los buscadores y, por tanto, que tu web sea más rentable a largo plazo.

Pero si la situación en la que te encuentras ahora no te permite afrontar este cometido, habrá pequeñas decisiones que mejorarán la presencia de tu negocio en los buscadores, que mejore la experiencia del usuario en tu página, que naveguen durante más tiempo, que generen más ventas

  • Lee los consejos que Google ofrece para mejorar la calidad de tus contenidos. Son pequeñas preguntas que debes hacerte para comprobar hasta qué punto tu página web es capaz de satisfacer las necesidades de tu potencial cliente.
  • Cuando escribes en un blog, ofrece contenido que sea siempre original, útil para tu potencial cliente y fundamentado con datos  objetivos y reales.
  • Si te quedas sin ideas sobre tu temática, puedes escribir en Google una búsqueda relacionada con tu tema. En los resultados de búsqueda, aparecerán preguntas que los usuarios suelen hacerse en torno a eso. Por ejemplo, si buscas “barcos de papel”, verás preguntas como “¿Cómo se hacen barcos de papel fácil?” o “¿Cómo flotan los barcos de papel?”
  • Si quieres afinar aún más, puedes escribir una búsqueda con una o varias palabras, seguidas. Antes de dar a “Buscar”, Google te mostrará los términos que la gente busca con esa palabra. Por ejemplo, si pones “barcos de papel” te aparecerá un desplegable con “barcos de papel fáciles” o “barcos de papel paso a paso”.
  • Si usas un asterisco antes de las palabras clave, Google te propondrá búsquedas que contienen sintagmas antes de la palabra clave. Por ejemplo, si escribes “*barcos de papel”, te sugerirá “Cómo hacer barcos de papel para niños” o “dibujos de barcos de papel”.
  • Utiliza términos sencillos que usaría cualquiera. En Google no tienes que parecer el más culto, sino ser aquél que de manera más sencilla resuelve un problema.
  • Haz que tus textos tengan frases cortas. Las frases largas y el exceso de subordinadas dificultan la lectura.
  • Si tienes una tienda online, establece las categorías en base a lo que tu cliente podría estar tecleando en Google. Poca gente busca “salpicadero” cuando está buscando accesorios para el coche. Los usuarios buscan términos más concretos como “ambientador de coche”, “GPS” o ”Soporte de móvil para coche”.
  • Haz que cualquier contenido de tu página sea accesible de la Home en el menor número de clicks posible. Si es en uno, y tiene sentido, hazlo.
  • Realiza test periódicamente en tu web para realizar acciones que podría hacer un cliente que acaba de descubrirla por primera vez. ¿Te ha sido cómodo? ¿Qué problemas has encontrado? Apúntalos y trata de resolverlos. Para hacerlo, es casi seguro que necesitarás un profesional SEO para dar un salto de calidad.

En definitiva, hay herramientas y profesionales que mejoramos y optimizamos los procesos para que tu web sea mucho más rentable en menos tiempo. Eso sí, siempre bajo la premisa de que realizar un SEO honesto consiste en ponerse en la piel del usuario. Si no te queda más remedio que hacerlo por tu cuenta, con sentido común y criterio verás pequeños resultados a medio y largo plazo.

Ejemplos de malas prácticas SEO (para que lo entiendas mejor)

Ya conoces el dicho: Hecha la ley, hecha la trampa. En el mundo del SEO muchos profesionales han encontrado una oportunidad de negocio lucrativo que les ha generado ingresos pasivos durante años.

Estos profesionales se dedican a generar una gran cantidad de páginas web hiper-optimizadas para ocupar los primeros puestos de los buscadores con determinadas palabras clave. Como conseguían muchas visitas, las monetizaban después a través de ingresos por publicidad, o ventas afiliadas a plataformas como Amazon a cambio de un porcentaje.

Con el paso de los años, Google ha perseguido a través de su algoritmo este tipo de prácticas, especialmente las dedicadas a generar webs de manera automática en apenas unas horas con miles de URL´s. Esta persecución ha encontrado su punto máximo en las últimas semanas, donde la última actualización ha golpeado duramente a este tipo de webs. ¿El resultado? Caídas del 60%, 70% y 80% del tráfico orgánico o, lo que es lo mismo, una muerte anunciada para este tipo de prácticas.

Probablemente, muchos de estos profesionales obtenían una fuente de ingresos adicional a sus trabajos convencionales y el golpe, aunque duro, es asumible. ¿Qué pasaría si este tipo de prácticas y su consecuente castigo hubieran sucedido en una empresa de cuyos resultados depende el sueldo de varios trabajadores?

La honestidad y las buenas prácticas, poniéndonos en la piel de los usuarios, será siempre un estándar a la hora de que los buscadores midan la calidad en una web. Por eso, pensar en el cliente es siempre el mejor truco SEO que podemos ofrecerte.

Contratar a una agencia de SEO

Si crees que estos pequeños consejos están muy bien pero necesitas contratar a una agencia de SEO que haga un trabajo profesional con una estrategia centrada en generar visitas web de calidad, puedes ponerte en contacto con nosotros.

Juntos analizaremos cuál es tu modelo de negocio, haremos un análisis pormenorizado de cuál es la situación actual de tu página web y cómo está posicionada en los motores de búsqueda.

Una vez conozcamos bien tu caso, trabajaremos de manera conjunta para trata de posicionar tu web en los mejores puestos en base a las intenciones de búsqueda de tus potenciales clientes.

Ponte en contacto con nosotros y abordaremos todas las necesidades y dudas que te puedan surgir.



Foto de Myriam Jessier en Unsplash

Javier Coloma
Javier Coloma