Las redes sociales están cambiando la forma en la que nos comunicamos, pero también están cambiando la forma en la que las marcas se relacionan con su público. Y no hablamos solamente de que una marca pueda escuchar y contestar un comentario en Facebook o Twitter, sino de innovar e inventar nuevas formas de interactuar.

Aquí os dejamos un muy buen ejemplo de lo que hablamos. Una marca de refrescos instaló en Sudáfrica una máquina expendedora de refrescos que funcionaba con tweets. Simplemente con twittear utilizando el hashtag, la máquina daba una lata gratis al usuario. ¿Qué os parece esta idea?