Son muchos los spots de coches familiares, casi cada fabricante tiene varios modelos de rancheras, berlinas, monovolumen, etc. Pero no todos lo comunican de una manera tan divertida como el spot que podemos ver desde hace un par de días en televisión donde unos padres cantan la famosa canción “I love Rock & Roll” del modelo Renault Scénic.

Y hay más ejemplos divertidos de padres y buena publicidad de coches: El spot del nuevo Mini Countryman, o mi favorito, el spot del Volkswagen Suran Helado con la canción del Sapo Pepe.

Y es que aparte del humor, estos spots tienen algo en común: que se dirigen a los padres de hoy en día. Han sabido captar los comportamientos de su target y hacernos sonreír al ver sus anuncios.

¡Cómo nos gusta la publicidad cuando está bien hecha!