Los programas de afiliados no están muy de moda pero funcionan y mucho, y si no que le pregunten a Google con Adsense.

En este caso, y de la mano también de Google – como business angel – ha salido a luz un proyecto llamado Pixazza que tiene por intención que los soportes (todos aquellos que tengan un website con un numero interesante de visitas) puedan obtener ingresos cuando los usuarios hagan clic en sus imágenes para comprar un producto que aparezca en las mismas.

Los anunciantes, por su parte, podrán promocionar sus artículos en todos los websites de los soportes, que formen parte de Pixazza y que contengan imágenes de productos iguales o similares a los que ellos comercializan. Si, por ejemplo, sale una cafetera en un anuncio, cuando me acerco podré hacer click sobre ella y me aparecerá un bocadillo con anuncios breves de cafeteras acompañados de fotos y la posibilidad de hacer un clic para comprarla.

Esto de yo lo veo, yo lo quiero y me lo compro ya, no es nuevo. De hecho la revista Vogue lanzó hace un tiempo una serie en su canal de Internet vogue.tv en la que podías ver una serie y comprar lo que aparecía en ella.  También Venca, nos sorprendió con su pasarela virtual.

La innovación en este caso, viene de la mano de utilizar las imágenes como una parte más del contenido para incrustar anuncios.

Además, si alguno quiere trabajar en esto, lo puede hacer, ahora mismo buscan personas especializadas en moda pero en un futuro abrirán el campo de acción. Así que si desde casa quieres ganar algún dinero, puedes hacerlo encontrando productos similares entre los anunciantes y la red de soportes. Ganarás más dinero cuanta más pericia tengas encontrando dichas similitudes. Algún/a valiente?