La semana pasada se celebró en Alicante el IV Día A del Club de Creativos y parte de nuestro equipo tuvo la suerte de poder acercarse y aprender mucho de grandes profesionales. Un punto de encuentro entre agencias de publicidad y anunciantes en el que la innovación fue el tema principal en todas las ponencias que se realizaron.

El evento dio comienzo el viernes por la tarde con una charla muy distendida entre Toni Segarra y Álex Pallete. Ellos destacaron la necesidad de que las marcas vuelvan a su origen, a preguntarse qué son y qué papel cumplen en el mundo. Sólo cuando una marca encuentra su origen, su utilidad, puede innovar y reinventarse. También lanzaron al aire la necesidad de dejar de comunicar productos y hacer productos que comuniquen.

Llegó el viernes y Fernando de Vicente fue el encargado de abrir la sesión. En su conferencia, destacó la necesidad de innovar de las empresas, aunque no todas están dispuestas a asumir los riesgos. En ese sentido, las startups son las empresas más innovadoras. También hizo hincapié en el hecho de que hay que ser relevantes y únicos frente a la competencia si no, “mejor sé barato”, sentenció.

En el turno de Féliz Muñoz, destacó que los briefings limitan la innovación, ya que ya guían el trabajo de la agencia de publicidad, dejando fuera soluciones que podrían ser válidas. Muñoz también dejó claro que muchas veces se aprende más de los fracasos que de los éxitos y que en nuestro país debería cambiar la cultura del error.

Álex Pallete, por su parte habló sobre la importancia de que las marcas creen experiencias que luego quieras compartir, él mismo lo definió como “pasar del ‘like’ al ‘tweet’”. Sobre innovación, según él, hay 4 motivos principales por los que la gente innova: crear negocio, construir marca, contribuir al bienestar social y testar el potencial de la empresa.

La mañana del viernes acabó con la divertida charla de Ricardo Llavador, que habó de la ‘innecesidad’ de innovar. En la sesión de tarde, anunciantes y agencias se juntaron en grupos para trabajar juntos en una solución innovadora a varios problemas con los que las marcas lidian cada día.

La mañana del sábado se abrió con dos casos de innovación. El primero, “El nan cateller”, el caso de unas emprendedoras catalanas que crearon un producto que ayudara a salvar los bosques cuyas maderas no son aprovechables para otros asuntos. También nos sorprendió Futboling, un proyecto que junta el futbolín con las nuevas tecnologías. Tras ellos, los asistentes expusieron sus soluciones a los problemas que se les plantearon la tarde anterior.