Cardbury nos ha vuelto a sorprender, no sé si os acordareis (seguro que si) de un Gorila tocando la batería a ritmo de una de las famosas canciones de Phill Collins, una revolución y un Gran Prix en Cannes. Ahora Cardbury nos presenta un vídeo que seguro que ya está corriendo por la red a grandes velocidades y que a estas alturas para muchos no será una novedad.

Y es que la buena creatividad no tiene fronteras y menos en Internet. Y es que en la nueva publicidad no es necesario hacer una gran pieza que enseñe las propiedades de tu producto, tan solo haz que pasemos un buen rato con tus 20 segundos y nos haga sentir ese “Half full of Joy”.
Lo dicho, disfrútenlo.