Recuerdo un conocido anuncio de perfumes que lanzaba el siguiente claim: “La primera impresión es la que cuenta”. Pese a no estar totalmente de acuerdo con esta frase, sí creo que es muy importante la primera impresión que nos llevamos de las cosas.

Existen infinidad de empesas que invierten ingentes cantidades de dinero en su sede central en cuanto a imagen y diseño. Contratan afamados diseñadores para realizar espectaculares proyectos de interiorismo, no escatiman en la calidad de los materiales, en el mobiliario, en imponentes salas de reuniones… ¿Porqué este gasto? Porque son conscientes que la imagen que dan a sus partners, clientes y proveedores es muy importante. Porque son conscientes de ese primer impacto que causa el ver su imponente empresa.

¿Pero que ocurre en el mundo on line? sigue leyendo…

En el mundo on line es otra cosa. Estoy cansado de ver empresas del tipo expuesto anteriormente con páginas web hechas hace media década, a resoluciones antediluvianas, planteamientos y concepciones totalmente extintas y diseños para llorar durante varios días.

Es increíble ver como son capaces de invertir más dinero en un par de sillas para la sala de reuniones que en su propia web, cuando al cabo del año se han sentado en esa sillas unas 100 personas, pero en cambio su web ha sido vista fácilmente por decenas de miles de personas. ¿Qué imagen están dando?

Si realmente hay directivos en esas empresas que creen en el poder de la imagen ¿Cómo puede preocuparles tan poco la impresión que dan por Internet? Y es que, en este caso, si bien la primera impresión no es la que cuenta, si es determinante. ¿Os imagináis asistir a una reunión en una gran empresa y que al entrar a la sala de reuniones os encontráis con unas sillas como las de la imagen superior? ¿Qué impresión os daría esa empresa? Pues en Internet ocurre lo mismo con los desarrollos web. Una página web modificará el concepto que tiene un visitante sobre una determinada marca o empresa tanto para bien como para mal.

En esta ocasión no he querido poner ejemplos porque supongo que vosotros conoceréis un montón y espero que los compartáis entre vosotros mediante comentarios.

Imagen de portada (CC) Disgustipado.