Me ha dejado con una gran sonrisa matutina esta historia leída en los foros de MacRumors.

Durante estos días Apple está prestando especial atención a todas las devoluciones que ocurren con su nuevo producto estrella, el iPad 2. Imagino que, sobre todo, por asegurarse que no exista ningún error severo de fabricación. Un iPad 2 fue devuelto con una simple nota en su interior. Un post-it en el que rezaba:

«Wife said no.»

La graciosa anécdota no pasó desapercibida en el departamento, y de boca en boca fue viajando entre diferentes miembros de la compañía. No se sabe bien cómo, el suceso llegó a oídos de alguien influyente quien no tardó en remitir sin coste alguno un nuevo y flamante iPad 2 al cliente, con otra simple nota:

«Apple said yes.»

Me gustaría mostraros que hay algo muy interesante por encima de esta bonita historia con final feliz. Es una gran lección de marketing y como aprovechar una situación inesperada de modo inmediato. ¿Conocéis una forma tan económica como esta para que tu marca aparezca en decenas de webs abanderando una bonita historia? Por lo visto hay alguien en Apple que sí…